Piedras en la mochila: “es que soy así”

Empiezo una serie de artículos sobre lo que algunos psicólogos  denominamos popularmente “piedras en la mochila”, que son aquellas creencias, prejuicios y limitaciones que nos hemos ido cargando a la espalda a lo largo de nuestra existencia. Voy a empezar por algo muy común en mi consulta, una frase que muchos pacientes me dicen cuando les pregunto por qué actúan de determinada manera “es que soy así“.

Cuando yo era adolescente mi padre me dijo: “si estás bien siendo como eres, estupendo, pero si no ¿por qué no cambias?”. Creo que fue uno de los mejores consejos, si no el mejor, que me han dado en mi vida. Ahora alguien me dirá: no es fácil. Por supuesto que no lo es. Pero tampoco imposible. A menos que entre esas creencias que forman parte de tu mochila esté la de “no puedo cambiar”, porque “si cambio significa que no tengo personalidad”,  “qué van a pensar los demás de mi si cambio de forma de ser”, o cualquier otra excusa que te quieras poner.

Fuera piedras. Si quieres cambiar aspectos de tu personalidad porque te has dado cuenta de que sólo son obstáculos para encontrarte bien, sólo necesitas dos cosas: tomar esa decisión y dejar atrás aquellas cosas del pasado que impiden ese cambio, y tener fuerza de voluntad para hacerlo, persistiendo en el empeño hasta que lo consigas.

Es muy común que te llegue un paciente a la consulta y pretenda que sólo le escuches o que le des la razón en todo lo que plantea. Hay gente que sólo viene para eso, y eso lo sabemos los psicólogos. Puede que sea cierto que sólo necesiten ser escuchados, pero incluso en ese caso es necesario un cambio de actitud: no puedo creerme que en el entorno social más cercano de esa persona no haya nadie en quien pueda  confiar y por eso acuda al psicólogo. Por tanto, incluso en estos casos es bueno que la persona cambie para ser capaz de encontrar a ese amigo, pareja o familiar con quien sentirse comprendido y apoyado.

Los psicólogos estamos para algo más que para escuchar. Nuestro trabajo implica ayudarte a cambiar para que estés más contento contigo mismo y con tu vida, y acompañarte en esa transformación. Recuerda la famosa frase de “los cambios suelen ser para bien” y anímate a darle una vuelta a tu personalidad y eliminar todo aquello que no te gusta de ti para dar paso a lo que quieres ser. ¡Verás que alivio vas a sentir al quitarte esta primera gran piedra de tu mochila!

Anuncios

4 pensamientos en “Piedras en la mochila: “es que soy así”

  1. Tú eres tú siempre. Cabreado, feliz, divertido, gruñón, apático, creativo, hasta cuando te vuelves ofensivo hacia algo o alguien. Cambiar significar que unas partes de ti, las que no te gusten, dejen el protagonismo a las que sí te gusten. Aunque cambies de actitud, seguirás siendo tú. Y el tú que reacciona a la posibilidad de cambiar comentando que “es difícil”, puede dejar el sitio al que dice, pues será difícil, pero dado que se puede, yo o voy a hacer”.

    • Totalmente de acuerdo en que siempre vas a ser tú, de eso se trata, aunque cambies muchas cosas. Y no sólo cambiar lo que no te guste, sino hasta un cambio radical, por difícil que parezca. Es cuestión de proponérselo y de perserverar en el esfuerzo. Una parte de nosotros es posible que sea innata, según la persona, pero el resto puede evolucionar tanto que sea complicado para una persona que te conoció antes del cambio reconocerte después.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s