Piedras en las mochila: los roles. Los caballeros primero: el rol masculino

Hoy en vez de canciones voy a ilustrar el artículo con una escena de una película muy conocida: Grease. Los protagonistas, que viven un amor de verano, se reencuentran inesperadamente en el instituto. En ese momento, la reacción del chico es de alegría, pero en cuanto es consciente de que sus amigos le están mirando cambia el gesto:

Aquí estoy muñeca ¿qué te cuentas? ¿Te has dado un largo paseo por aquí sólo para venir a verme?

Danny cuando está con sus amigos parece una persona muy diferente a la que Sandy conoció en la playa: está desempeñando un rol típicamente masculino para ser aceptado y admirado en su grupo. Hay que ir de duro con las chicas para parecer más hombre. O sea, estamos ante el típico rol de machito ibérico, que diríamos en España. Sandy, por el contrario, ha sido educada entre lazos rosas y visillos con bodoque y su rol es el de puritana que mantiene a raya a los hombres porque piensa que sólo buscan su “virtud” y tiene que “hacerse valer”. Es decir, un rol de auténtica mojigata.

El personaje interpretado por Travolta representa muy bien lo que hacen los machos en la mayoría de las especies, cuya máxima expresión es el pavo real. Aquí estoy yo, soy el más guapo, el más machote, el que más liga y tendrás suerte si me acerco a ti, pequeña. La hembra, al ser la más implicada en la reproducción, es quien tiene que seleccionar entre los machos el más apto para la supervivencia de la especie. De ahí que en la mayoría de los animales el sexo masculino sea mucho más llamativo (plumaje, color, cornamenta, etc.)  que el femenino, e incluso compitan con otros machos para conseguir plantar en la hembra su semillita.

¿Qué piedras lleva acarreadas el rol masculino (machista, más bien) en el ser humano? Las más típicas y conocidas son:

–   Los hombres no lloran.
–   Tienen que ser los mejores en todo.
–   No hay que saltarse el “código de honor” masculino.

La sociedad ha ido evolucionando y esos planteamientos no están tan claros, pero en muchos casos siguen apareciendo. Los hombres ahora sí lloran, pero ojo con mostrar emociones típicamente atribuidas al sexo femenino, sobre todo aquellas que les hacen parecer débiles. Las estadísticas muestran mayores índices de depresión en mujeres que en hombres, pero más alcoholismo entre estos últimos. No está mal visto que una mujer se deprima, pero sí que lo haga un hombre. Por eso, en lugar de admitir que están mal y pedir ayuda ahogan sus penas en el fondo de una botella. En lugar de quitarse una piedra cargan con la cantera entera.

En cuanto a ser los mejores en todo, hay dos vertientes: a nivel laboral, sentirse obligados a ascender y para ello soportar largas jornadas laborales, servilismo ante los superiores y mucha competitividad, dando y recibiendo puñaladas traperas a diestro y siniestro. A nivel familiar, el rol típicamente masculino dicta que el hombre es quien toma las decisiones importantes, dejando a la mujer un papel secundario. Así que la responsabilidad no se comparte, se la queda toda el hombre. Más peso sobre sus espaldas.

Y respecto al “honor” masculino, me refiero a ese afán de ser “leales” con sus colegas, como cuando se prohíben salir con la ex de un amigo o cuando se molestan porque una mujer les “roba” el tiempo que ese amigo antes le dedicaba. O sea, me quito la oportunidad de conocer a alguien que podría ser muy importante en mi vida, y compito con la novia de mi colega. ¡Vaya plan!

Volviendo a Grease, para que Danny y Sandy puedan estar juntos los roles se tienen que ajustar. Y en realidad lo que hacen es quitarse la piedra que suponen: él deja de ser un ligón empedernido y ella una ñoña reprimida. El rol masculino es una gran losa si no consigues salirte de él. Piensa en ti mismo, en quién eres y en lo que quieres ser. Y si no encajas entre los hombres de tu entorno, prueba con las mujeres. Tranquilo, que no vas a cambiar de orientación sexual y a lo mejor resulta que aprendes mucho más no sólo de ellas, si no de ti mismo.

RolMasculino

Anuncios

5 pensamientos en “Piedras en las mochila: los roles. Los caballeros primero: el rol masculino

  1. No se puede generalizar pero creo que a las mujeres les gusta la” protección “del hombre .
    No puedo afirmar sin un estudio serio.

  2. No sé si hay estudios serios sobre esa necesidad de protección de la mujer, lo que sí hay son demasiados casos de maltrato físico y psicológico, estadísticas que dicen que los sueldos de las mujeres están un 30% por debajo del de los hombres a pesar de estamos más formadas (mayoría femenina en las universidades), y que aún trabajando fuera del hogar siguen llevando el mayor peso de las tareas domésticas.
    Más que protección, lo que necesitamos es que no nos ataquen, discriminen, ninguneen y carguen de trabajo, y encima no nos dejen llevar la voz cantante.
    Si a lo largo de la historia las mujeres han necesitado protección ¿no será porque han sido atacadas? ¿Y quién ha tenido el poder? ¿No será que la necesidad de protección la han creado los hombres para seguir manteniendo ese poder?
    De todas formas, en el próximo artículo hablaré del rol femenino. Y tendré en cuenta esta observación. Gracias, Juan, por tu comentario. Y gracias a María por la felicitación.

  3. Seguir manteniendo un sistema patriarcal es un negocio.
    Mayormente los trabajos no remunerados los realizan mujeres ( labores del hogar, cuidado de menores y mayores p. Ej )
    El feminismo es necesario porque no hay igualdad, que es básicamente lo que pretende, aunque mucha gente de ambos sexos no alcance a comprender.
    Son las mujeres machistas las que tienen la posibilidad de cambiar esto pero están tan asumidos los roles y desde tanto tiempo atrás que siento que es difícil de cambiar incluso viendo mujeres de mi entorno que han parecido malos tratos tanto físicos como psicológicos por parte de sus parejas hombres.
    Es más, en parejas del mismo género sucede exactamente igual desafortunadamente.

  4. Totalmente de acuerdo contigo, Nati, y muy buena observación de que por desgracia hasta en parejas del mismo sexo se dan los roles, cuando tendríamos que estar hablando de características de personalidad diferentes según la persona y no según el género que desempeña. Acabo de publicar ahora el artículo sobre el rol femenino. Creo que si nos quitamos nosotras mismas nuestras propias piedras tendremos más posibilidades de seguir cambiando el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s