Piedras en la mochila: el rol de víctima

Suena el teléfono. Descuelgas. Al otro lado oyes sollozos que intentan articular palabra pero no entiendes absolutamente nada.

– ¿Qué ha pasado? ¿Por qué lloras?
– Tío… hip hip… estoy fatal hip hip… (ataque de llanto)
– Tranquilo, respira, toma aire…
– Que me ha dejado tío, que me ha dejado, se ha ido… hip hip… necesito verte.

Accedes a quedar y así empieza un culebrón donde siempre estás escuchando el mismo guión con matices cada vez más dramáticos:

Qué voy a hacer ahora, cómo se lo digo a mis padres, y ya no voy a ver a su sobrino, con lo que yo le quiero, otra vez he vuelto a fracasar, soy un desastre, soy una mierda… no lo entiendo, he intentado hablar con ella y no quiere ¿tan mal me he portado? No me lo merezco, no es justo, y es que fíjate, yo que llego tranquilamente a casa y me encuentro que ha hecho las maletas…

Te vuelve a contar la película por quincuagésima novena vez, y así hasta el infinito. Tu amigo está mal, pero tú ya empiezas a desarrollar aversión al sonido del WhatsApp temiendo que sea él y le coges manía a las caritas de pena, llanto y súplica con las que adorna sus mensajes. Decides que ya has ejercido bastante de buen amigo y que es mejor dejar que se arregle por sí mismo o el que acaba con depresión eres tú y tu pareja se acaba hartando de tanto quedar con él, y le dices la palabra clave: NO. Hoy no puedo. Escribiendo… escribiendo… escribiendo… madre mía, qué me irá a decir…

Si lo entiendo, no te preocupes, soy un coñazo, no hay quien me aguante, demasiado me has soportado ya, eres muy buena persona, tengo mucha suerte de tener tu amistad, pero es que estoy tan mal, es tan duro esto, y cuando estoy contigo siento mucho alivio, pero lo entiendo, de verdad, tú tienes que hacer tu vida, tienes más suerte que yo, soy un pobre desgraciado, nadie me quiere, nadie me soporta, ni siquiera mi mejor amigo, pero déjalo, ya me arreglaré, la suplicaré y si no quiere volver sufriré en solitario, mientras tú eres feliz con tu pareja, yo seguiré pasándolo mal por ella, y es que la quería tanto, estoy tan triste desde que se fue, pero no te preocupes por mi, vete con tu chica, de verdad te lo digo, que intentaré superarlo, gracias por todos estos días aguantándome… entiendo que soy muy aburrido, un ser horrible e insoportable, moriré solo

Ya te cargó la piedra. Te hizo el chantaje emocional. Quiere hacerte sentir culpable por ser feliz cuando él no lo es y achacarlo a su mala suerte, para crearte la obligación de seguir consolándole. Y si caes en la trampa, pasas al rol del cuidador, del que hablaré en el siguiente artículo.

Las víctimas no sólo cargan piedras a los demás, sino que llevan la suya propia: no son capaces de enfrentarse a sus problemas, y siempre buscan ayuda. Es muy sano buscar apoyo social cuando estás pasando por un mal momento, pero si ese mal momento se convierte en un mal año y sigues tirando de amigos y/o familia, no vas a ser capaz de quitarte la piedra de la indefensión, que conlleva dejar el control de tu vida en manos de otras personas.

Si recurres tanto a los demás es porque no te ves capaz de enfrentarte a tus miedos. Y que si has ido perdiendo amigos a lo largo de tu vida es porque se acaban cansando de ser tus salvadores. ¿Te has preocupado alguna vez por el efecto que produces en tu gente más cercana? Las víctimas tienden a pensar que son las personas más desgraciadas del mundo y que los demás han tenido mucha más suerte. ¿Piensas así? Puede que tengas un déficit de autoestima, por lo que si quieres estar bien, aprende a quererte luchando por ti mismo. Te va a costar, pero a la larga te sentirás mucho mejor. Y si no lo consigues, para eso estamos los psicólogos… que te pongan la oreja a veces no es suficiente.

RolVictima

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s