LOS 7 PECADOS CAPITALES: LA GULA. LO QUIERO TODO

Tras el parón navideño, regreso con la segunda parte de la gula.

En el artículo anterior hablé de este pecado capital desde la perspectiva del exceso que se produce cuando necesitas evadirte de sensaciones desagradables, utilizando comida, bebida o sustancias para sentirte mejor. Hoy cambio de tercio: me voy a referir a la gula como sinónimo de la ambición desmedida, esa “enfermedad” tan común en nuestros tiempos.

Un amigo que pertenecía a una asociación sin ánimo de lucro me dijo una vez que para evitar que el próximo responsable de la misma no robara como el anterior, había que escoger a un gran empresario. Su teoría era que si tenía dinero no necesitaba robarlo. Seguro que no pensó en esta cancioncilla:

Todos queremos más…
Todos queremos más…
Todos queremos más, más y más y mucho más…

La mayoría de los millonarios por lo general nunca tienen bastante y si tienen un coche deportivo, quieren un barco, y si consiguen el barco, querrán un avión, y así hasta el infinito. Es decir, nunca se sacian. ¿De qué estamos hablando otra vez? De hambre. Aquí tenemos otra vez a nuestra amiga la gula (no la del Norte) 😉

Pero la ambición no es algo tan simple como acumulación de dinero. ¿Qué imagen doy si tengo mi propio jet? La de una persona poderosa. ¿Qué piensan de mi los que me ven rodeado de hombres/mujeres espectaculares? ¡Pedazo de macho/hembra! ¿Cómo me ven aquellos que se quedan sorprendidos con mi discurso? Como un sabio o un intelectual. ¿Y los que me admiran por mis gestas deportivas? Como un ejemplo a seguir. Volvemos a las apariencias que están alimentadas por el deseo de poder. Ser cada vez más en lo que sea. No tener nunca bastante. Dejarme la vida en conseguir tener lo máximo y más allá. Seguimos teniendo gula.

La inquietud, el no conformarse, querer aprender y con ello evolucionar está escrito en nuestros genes, si no fuera así seguiríamos viviendo en cavernas y cazando animales a garrotazos para alimentarnos. Pero cuando esa ambición se desata, centras tanto tu atención en lo que puedes conseguir que dejas de apreciar lo que ya tienes. Vives más en el futuro que en el presente. Y te pierdes un montón de cosas. Hasta puedes dejar a gente por el camino.

Dicen que el triunfador suele estar solo. De tanto devorar en lugar de personas va dejando esqueletos con los que nunca más podrá contar, y se rodea de gente a la que sólo le interesa prosperar. Pero ¿qué importancia tiene que mi pareja me abandone, que mis amigos ya no me llamen o que mi hijo me rechace si sigo teniendo la admiración (e incluso el temor) de tanta gente?

Si has llegado a ese punto en que sientes que tu gente de “toda la vida” ya no está contigo, plantéate si no te estás engañando a ti mismo y en el fondo sabes que te afecta. Lo puedes notar si empiezas a estar más agresivo, con más ansiedad, problemas de sueño, o incluso si desarrollas enfermedades psicosomáticas relacionadas con el sistema inmunológico: psoriasis, asma, alergias, artritis… eso significa que tu organismo no está tan de acuerdo con tu ambición como tu propia mente. Se está rebelando. Eres un ser humano, no una máquina. Y no eres tan autosuficiente como crees.

Si te identificas con este último párrafo, repasa tus objetivos y pregúntate si no le estás pidiendo demasiado a la vida. Quizá es más importante aportar algo que exigirlo, ser generoso mejor que ambicioso, apreciar más el cariño que la admiración, ayudar en lugar de ordenar, y aprender a querer antes que esperar ser queridos. Y si aun así no consigues controlar tu hambre… vente a mi consulta.

En el próximo artículo hablaré de una teoría muy interesante en psicología: la disonancia cognitiva, que asimismo relacionaré con la gula. ¡No os lo perdáis!

gulaii

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s